15/2/08

Mr. EGO o ¿Qué culpa tiene el indio?

Uno va por la vida sin ser nadie (por designio natural y/o divino), se nace desnudito igual que todos los seres humanos, se posee fisicamente los mismo que todos los demás habitantes del mundo (en teoría), es decir, por condición TODOS somos iguales... pero bueno, luego creces y por alguna razón "sobresales" del resto, DEL MONTÓN (que le dicen) y obtienes el reconocimiento de los que te rodean... ¡Síiiiiiiii! el ansiado reconocimiento que te vuelve POPULAR (por designio público) y entonces cha-cha-cha-chaaaan!, aparece Mr. EGO para volverse tu mejor amigo y hacerte compañía donde sea que vayas...

Mr. Ego no es malo... ni siquiera está mal que alguien se la crea y se vuelva pedante, que al cabo de unos días en compañía del "Mister" empieza a sentir que es algo parecido a estar sentado a la diestra del Señor o ser "El Señor" mismo... vaya, un poquito de exceso de confianza no le cae mal a nadie, lo gacho en realidad es la gran cantidad de personas que alimentan el EGO de otros, las que le siguen el juego y hacen de un mortal su DIOSSS!; esos son los que de verdad ME CAGAN, personas débiles que necesitan depositar sus inseguridades en la persona de otro que es exactamente todo lo que ellos no pueden (que quizá y muy probablemente también es inseguro pero se arma de valor y lo oculta habilmente) y lo peor de todo es que son ellos mismos los primeros en quejarse de que ya no hay humilda'... como dice el dicho: "la culpa no la tiene el indio SINO EL QUE LO HACE COMPADRE" o lo que es lo mismo "La culpa no es del ídolo sino del que lo idolatra".

Nota: para ídolos y diosas nomás las manitas! (por guapas, jocosas e inteligentes)... si idolatran a cierto gordo locutor de radio nariz de chancho, tsssss, lamento decirles sí que están teniendo serios problemas.

Insufrible

¡Dame una E!
¡Dame una G!
¡Dame una O!

¿Qué dice?
¡EGO!

El ego no es única y exclusivamente ese aparato de la psique humana encargado de nuestro principio de realidad y de negociar las madness entre el Superyo y el Ello…

Por la mañana alguien me dijo que son las cosquillas que siento cuando me dicen “preciosa”, y sí; el ego es ese globo invisible que vive dentro de mí y que se infla cada vez que soy objeto de elogios, halagos, piropos, chiflidos y hasta albures jocosones (propios o ajenos).

Es también el que echa de cabeza a más de uno en cuanto a sus inseguridades, y puede ser también la primera causa de muerte por asfixia en personas como yo… (Fuente: la Doñita Seño).

El ego es poder, es gracia, seducción, fuerza, pasión, encanto, picardía, eficiencia y eficacia, es una decisión correcta, una solución oportuna.

Soy fans number one de mi ego, lo disfruto, lo alimento, lo cuido, lo procuro y en ocasiones especiales lo dejo crecer de taaal forma que me vuelvo insoportable. Me gusta ser insoportable y sentir que tengo al mundo en la palma de mi mano; disfruto sentirme deseada, me divierte todo lo bueno que pueden decir de mí y además, yo no tengo de otra más que reconocerlo.

Bendito sea mi Ego.

'Ora bien, no vaya usted a pensar que controlar al ego es cosa fácil, se necesita conocer muy bien al animal y saberlo controlar. Pero ¿qué puedo yo decir?, mi ego ha estado insufrible los últimos días, Su Majestad que le llaman...
.


Este post va dedicado, inevitablemente, a Rouge por todas las malas rachas y los momentos de terrible oscuridad. Hoy se que Mariana no es nada sin ella.